Terapia del conducto radicular

Tratamiento endodóntico

Cuando la pulpa (tejido blando en el centro de un diente) se inflama, se infecta o muere, es necesaria la terapia de conducto radicular para salvar el diente.

Los dientes naturales se componen de varias capas distintas: la protección externa del esmalte, una capa de dentina más sensible debajo y, finalmente, una pulpa oculta de forma segura, o nervio como usualmente le llaman. Si un paciente experimenta una lesión dental traumática o una infección lo suficientemente grave como para alcanzar esta capa pulpar vulnerable, la extracción se convierte en un riesgo muy real. En estos casos, un tratamiento endodóntico, más comúnmente conocido como tratamiento de conducto, podría ser una solución para salvar su diente.

conducto radicular

¿Necesito un tratamiento de conducto?

Si usted está experimentando cualquiera de los síntomas que se mencionan a continuación, es posible que necesite tratamiento de conducto.

Dolor de muelas constante

Dolor o irritación constante que no es iniciado o estimulado por la actividad en la boca.

Sensibilidad persistente

Usted ya puede experimentar sensibilidad a los alimentos fríos y calientes, pero si esto se prolonga (después de que el alimento ha sido removido), puede ser una señal de que necesita un tratamiento de conducto.

Secreción

Drenaje de la raíz del diente.

Decoloración de los dientes

Una apariencia grisáceo-negra del diente podría deberse a una infección de la pulpa. Si este es el caso, se requiere un tratamiento de conducto para tratar la infección subyacente.

Dolor de muelas en el hueso

Experimentar un dolor en el hueso que rodea un diente es un síntoma común de un diente con absceso, que requeriría un tratamiento de conducto radicular.

Dolor de muelas al masticar

Si usted está experimentando dolor al masticar o al aplicar presión sobre su diente, puede estar presente una infección.

620 W Main St

Santa Maria, CA 93458

(805) 922-7725

Llámenos Hoy!

Reserva de Cita

Envíenos un correo electrónico!
Llámenos
Direcciones